Páginas

sábado, 12 de septiembre de 2015

MICRORRETARO "EL NITOT"




El “ninot”



            Su harmoniosa y suave voluptuosidad, junto con su angelical cara, le había dejado prendado. Era su creación; quizá fruto de los anhelos de su subconsciente. La miró una vez más y se sentó. El cansancio le extenuaba. Las últimas jornadas estaban siendo muy laboriosas; se aproximaban las Fallas.
            Sus ojos, puestos en su esbelta figura, comenzaron a nublarse. No daba crédito, entre las brumas de su mirada el “ninot” comenzó a moverse y se dirigió hacia él. Un temor cerval, junto con una irreconocible alegría, le dejaron paralizado.

            —No temas —dijo ella—. Si vienes conmigo seremos inmortales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada