Páginas

miércoles, 3 de septiembre de 2014

RESEÑA NOVELA HISTORICA "VALENTIA" DE GABRIEL CASTELLÓ POR VICENTE HERNANDIZ


10 ENTRAÑABLES DÍAS DEGUSTANDO LAS MEMORIAS DE CAYO ANTONIO NASO VINICOLA EL JOVEN DE VALENTIA NOVELA DE GABRIEL CASTELLÓ “VALENTIA”

Era una deuda que tenía pendiente con mi gran amigo y escritor Gabriel Castelló de El Puig. Quiero indicar, como disculpa por haber tardado tanto en leer esta entrañable y destacable novela, la carga de tiempo que supone escribir, ya que en ello va también implícito documentarse. Los que no vivimos del placer de juntar letras —digo placer ya que sino lo fuese nadie escribiría—, tenemos que ir buscando momentos de nuestras obligaciones para ello. En mi caso, y supongo que en el de otros como yo, no me deja mucho tiempo para leer todo aquello que quisiera; lo que me atrae.

Este mes de julio pasado, amparándome en las vacaciones, he obtenido lo que precisaba. Con ello he podido empezar y acabar “Valentia”.

Quiero indicar en primer lugar que es una novela a la altura de las grandes narraciones de aventuras enmarcadas en un contexto histórico.

“Valentia”, es decir, Gabriel Castelló, nos sitúa en la Hispania Citerior de una forma tan magistral que no tardamos en poder notar sensiblemente el modo de vida de los ciudadanos romanos, y los que no lo eran, así como el mundanal diario de cada urbe que el protagonista va recorriendo.

Las aventuras que a Cayo Antonio Naso —un acaudalado mercader de vinos de Valentía— le suceden y su implicación el las guerras civiles, nos iran mostrando, página a página, la crueldad que toda guerra supone, y sobre todo cuando se lucha hermano contra hermano y vecino contra vecino.

Las guerras “sertorianas” entre Quinto Sertorio y Cno Pompeyo el Grande que tuvieron su mayor despliegue, magnitud y efectos en la “edetania” —valle entre Sagunto, Liria y Valencia— nos adentran cruelmente en este dantesco hecho histórico.

“Valentía” es una narración Histórica en la que Gabriel Castelló logra mostrarnos de forma intensa y muy descriptiva cómo eran las urbes romanas, su comercio, sus tabernas, qué comían, cómo eran sus diversiones, las termas, los lupanares, la vida pública, la corrupción y todas cuantas facetas se pueden dar el las relaciones humanas que en aquellos años —ya más de 2000— se podía hallar en cualquier ciudad donde las “águilas” hubieran llegado.

Leyendo “Valentia” entras poco a poco en ese mundo romano que tantas veces hemos visto en películas, pero notando gratificantemente que Gabriel Castelló es totalmente fiel a lo que en realidad ocurría. Las descripciones de los entornos en donde se ubicaban las principales ciudades que en la novela aparecen, y el diario convivir de sus gentes, nos van mostrado los hábitos, costumbres y formas de desarrollar todo lo que el mundo romano fue. 

Hay que señalar también que cuanto la novela contiene denota muy singularmente un vasto conocimiento de todo lo que era la Roma milenaria en tiempos de la republica. Todo un alarde de conocimientos.

Si a todo esto unimos que la narración te atrapa en cuanto notas en tu mente cómo, con tu imaginación y las palabras que en ella te van guiando, estas volando por esa Hispania perdida en la noche de los tiempos y que cuanto ocurre entre frase y frase es un aliciente para saber qué va a suceder en la siguiente, hacen más que recomendable su lectura. Pactos, traiciones y fidelidades más allá de la muerte son componentes que dan un poderoso plus a la novela.

“Valentia” es, tal y como Gabriel indica sus presentaciones, una novela auto conclusiva, pero el arranque de otras dos “Devotio” y “Princeps” que van completando, de forma independiente, el periplo de guerras que sobrevinieron a la Republica años antes de que el Imperio supusiese una nueva forma de gobernar Roma.
Vicente Hernándiz 25/07/14   

No hay comentarios:

Publicar un comentario