Páginas

jueves, 18 de julio de 2013

CRITICA STAR TREK EN LA OSCURIDAD


Como fan incondicional de la ciencia ficción y en particular un seguidor cansino y empedernido -desde los tiempos en que se llamaba en España “La conquista del Espacio”-, El día del estreno estaba como un clavo en la correspondiente butaca de un cine de Vigo esperando que comenzaran los créditos. Coincidió, como entreveréis, que estaba pasando unos días en Bayona (Pontevedra); casi mi segunda tierra: Galicia.

Creo que conmigo convendrán muchos, no todos, que la película es entretenida y cumple con lo que en una realidad actual se espera que el cine nos aporte. Aunque lo bien cierto que cuanto nos aporta es por muchos sentidos lo que comercialmente las productoras intuyen que será lo que se demande, y a la postre el de los beneficios que se buscan.

Es esta ocasión el film ha estado a la altura de JJ Abrams que, pese a ser un buen director, ha tratado de sacar a la franquicia de su original contexto. Esto es seguro que no ha gustado en algunos foros de fans estrictos de la serie original. Hecho que en si no es malo, ya que muchos, o algunos, pueden esperar, o quizá más bien desear, que el movimiento de cuanto se diseñó perdure en la noche de los tiempos. Pero una cosa es cierta y el tiempo puede que me de la razón, los gustos por el cine van cambiando, y las tecnologías, así como la forma de enfrentarse a lo que la pantalla nos ofrece, están constantemente evolucionando. El público en general quiere otras cosas y las productoras, directores y guionistas deben, por subsistencia de lo que realizan y demanda, dárselo.