Páginas

lunes, 14 de mayo de 2012

HORMIGAS ZOMBIE EN TAILANDIA

Por muy extraño y descabellado que parezca el título de mi artículo, no voy nada desencaminado. En ocasiones, la realidad supera la ficción y en otras es la ficción la que se asemeja a la realidad.

Por lo visto un hongo parasitario está convirtiendo a las hormigas de Tailandia en una especie de "zombies". Después de varios años de investigación, algunas de las dudas que de seguro se os están planteando, han sido descubiertas.

El hongo en cuestión tiene por el momento como objetivo infectar con un parásito a las hormigas de la selva tropical tailandesa. Este parásito secuestra el sistema nervioso de sus huéspedes haciendo que se comporten de forma anormal respecto al resto de su colonia sana. Después de varios años de estudios, se ha determinado, que todas las hormigas contagiadas, tienen el mismo comportamiento anormal siendo este sistema el que tiene el hongo para reproducirse. Si me permiten el comentario, menuda forma más extraña de perpetuarse.

También descubrieron que el hongo se reproduce y llena lentamente el interior de las hormigas empezando por el cuerpo y la cabeza, haciendo que los músculos se consuman y que las fibras musculares se separen. Este proceso se termina entre los tres y nueve días siguientes, hasta que finalmente el parásito toma el control del insecto. Y durante estos días que tarda el parásito en hacerse con el huésped, las hormigas hacen vida normal entre las demás de su colonia, hasta que finalmente se separan del grupo.

Según David Hughes, director del estudio y entomólogo de la Universidad Estatal de Pennsylvania "A medida que pasa el tiempo, la parte del hongo aumenta hasta que la conducta de la hormiga ya no es la suya propia" De ahí, a que se llegue al termino de "zombie" para llamar a estas hormigas infectadas.

Una vez terminado el proceso de parasitación, las hormigas infectadas, deambulan sin dirección sufriendo múltiples convulsiones haciendo que se caigan de los árboles al suelo, donde se cree que el hongo se encuentra más cómodo debido a que en el suelo hay más humedad y mejor ambiente para su proliferación.

Finalmente, como si de una película de zombies se tratara, el hongo "ordena" al insecto que se aferre a una hoja. Es entonces cuando las células del hongo se multiplican dentro de la cabeza de la hormiga haciendo que los músculos se separen, provocando una contracción mandibular para evitar que la hormiga se libere de la hoja incluso después de muerta.

Una vez el hongo tiene asegurado su zona de crecimiento y proliferación, usa su veneno para matar a su huésped. A partir de este momento, el hongo crece empezando por salir de la cabeza de la hormiga una especie de estroma que libera esporas. Pero además, se sabe también que, si las condiciones ambientales no son las adecuadas, el hongo espera latente dentro de la hormiga hasta que las condiciones son las adecuadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario