Páginas

jueves, 23 de febrero de 2012

SEGUNDA CRÍTICA DE UN LECTOR DE LA NOVELA

Os traigo la reseña de un lector que acaba de leerse Cuando las estrellas nos llamen. Espero que os guste y que aquellos que se la hayan leído se animen a enviarme sus impresiones para que las publique en el blog y ayude a futuros lectores de este libro a decidirse a leerlo. Doy las gracias al autor de esta crítica por su dedicación y por haber leído mi historia con tanto entusiasmo.

CRÍTICA POR UN LECTOR DE CUANDO LAS ESTRELLAS NOS LLAMEN


Hoy mismo acabo de terminar el libro, y siguiendo el modelo racionalista centrean voy a exponer el por qué me ha encantado.
Lo primero y teniendo en cuenta circunstancias históricas destacar que algunos géneros de novela o cinematográficos no son propios de España, sino que han llegado a calar entre el público debido a las traducciones y al doblaje respectivamente.

Este es uno de esos casos en que el género de ciencia ficción en principio pensado para mentes anglosajonas,  da un giro refrescante para realizar una novela que sale de los clichés de este género.

En tanto que en un primer momento la historia no transcurre en una gran urbe o pueblo pequeño de EEUU , sino que se nos cuenta la historia de unos seres humanos que han llegado a un estatus social elevado (sin caer en la decadencia) que les ha privado de conocimientos y procedimientos de su pasado.

Se agradece que la historia en líneas generales sea coral, puesto que los protagonistas no llegan todos a conocerse desde un primer momento e incluso hay alguno que tiene una o dos apariciones, lo que hace que no sea siempre la típica relación donde se conocen desde hace mucho tiempo y en las actuales circunstancias hace que salgan a relucir posibles rencillas generando los típicos roles del oficial sabelotodo, el listillo o la chica díscola y de reacciones incomprensibles, etc.

En cuanto al ritmo narrativo empieza por donde tiene que empezar es presentar a los personajes en contextos completamente distintos y explicarnos por qué son como son y eso explica cómo serán sus reacciones a lo largo de la historia propuesta, lo que le da coherencia a la misma.

A partir de este punto se genera lo que se conoce como un tour de forcé, medido, el cuál llega a ser apasionante por la descripción de los enfrentamientos y además del estado de ansiedad que durante estos se producen en las instancias de mando con comunicaciones constantes y los oficiales dando órdenes al segundo, lo que le hace un conjunto pocas veces logrado.

Es cierto que en este aspecto puede uno recordar series o películas del mismo corte, pero una vez más este nuevo esquema elude que los personajes principales sean las naves, a partir de las cuales se subordinan las relaciones de los personajes desde el oficial de más alto rango hasta el piloto de caza, o mejor dicho interceptor.

Cuando antes aludía a la medición del tour de forcé, es que este no continúa de manera cansina sino que tiene su justo momento para a continuación ofrecer a responder algunos interrogantes que surgen a lo largo de la travesía espacial, donde al margen de su origen es por qué son atacados por los “bichos” como denominan de manera informal los centrean a estos despiadados y crueles enemigos.

Los enfrentamientos no solo tienen lugar a bordo de los interceptores y acorazados sino a también a pie y en distintos escenarios lo que aporta mayor diversidad a las escenas de acción.

Sólo echo en falta una cosa que espero se corrija para la próxima entrega y es que solo se utilicen palabras centrean para designar los cargos y unidades de combate a lo que tendrá que incluir al final del libro un glosario con estos términos, ya que según la experiencia éstos disponibles en la red pueden dar lugar a una comunidad de fans que se puede dedicar a la mejora de este idioma ficticio y quién sabe si hasta llegara a aplicársele una gramática como al klingon.

En fin como lector deseo con ansias la segunda parte de la historia, haber como se desarrollan los acontecimientos en El Brazo De Orión

Atte. Jesús Caparrós Moreno

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada