Páginas

martes, 31 de mayo de 2011

RESEÑA DE CUANDO LAS ESTRELLAS NOS LLAMEN

Breve comentario: Una de las inquietudes que más nos ha atenazado siempre ha sido el origen de la humanidad. Muchas narraciones antiguas, nos hablan de señores celestes, de carros de fuego y de maquinas voladoras, no con estas mismas palabras pero si con un lenguaje que a todas luces deja ver algo más de lo que muchos interpretan. Hay en nuestra historia, tanto escrita como monumental, indicios que nadie ha sabido o se ha atrevido a interpretar, ya que cuando alguien ha tratado de darle otro significado que el que oficialmente tiene se le ha tachado de especulador.
            Todo este temor o reticencia a dar otra interpretación puede que nos este dejando sin la posibilidad de llegar a algo con mayor coherencia y veracidad. Esto mismo es lo que le sucede al profesor Deison Ram en “Cuando las estrellas nos llamen”. Su figura, y los enigmas de ese mundo imaginario de Centrean, son la alegoría utilizada para denunciar, en cierta forma, la parquedad en las investigaciones que nuestros mitos, leyendas, escritos y construcciones antiguas nos han sido legados.
            ¿Estamos solos en el universo? o simplemente quien pueda existir esta demasiado lejos como para venir o algún día nosotros ir. Son cuestiones o respuestas que constantemente nos martillean.
            Imaginemos que una civilización llega a su cenit. Sólo les queda, para evitar la posible extinción por el colapso de un sistema genético como el nuestro, el replicar su forma de vida por cuantos mundos puedan tener posibilidad de una inyección de vida, y de esta forma, al igual que su entorno, reproducir otros. ¿Por qué no?
            En “Cuando las estrellas nos llamen” se plantea esta plausible realidad. Una civilización de humanos como nosotros, con las mismas preguntas pero tecnológicamente más avanzados, descubren que no están solos. Son atacados por una civilización desconocida y que no quiere contactos ni conversaciones.
            La narración, a través de sus personajes, vivos y reales como cualquier individuo de nuestro entrono, serán los que, representando a la sociedad, luchen por la existencia y el derecho a no desaparecer como especie, todo ello junto al profesor Deison Ram que será quien vaya descubriendo esas pistas que, a nuestro alcance y vista, no hemos sabido descifrar.
            Si leemos “Cuando las estrellas nos llamen” podremos apreciar como la narración va más allá de la mera novela de ciencia ficción, es una epopeya de la humanidad en donde se podrá apreciar los matices de diferencia, de necesidad y calidad entre la sociedad Centrean y la nuestra. Podremos notar como una sociedad con mayor solidaridad y sosiego que la nuestra, no alcanza la perfección de todo lo necesario, ya que su propia perfección les hace vulnerables. Podremos apreciar como nuestra sociedad, siendo como es y a los ojos de los Centrean no deseable, va a resultar necesaria.
            En resumen leer “Cuando las estrellas nos llamen”, no solo te enganchará y te hará desear ver lo que el capítulo siguiente te depara, sino que te aportará esa plausible concepción de lo que en nuestro entorno se desconoce, de donde venimos y hacia donde vamos.
                                                                                                                    Vicente Hernándiz

2 comentarios:

  1. Fabulosa novela Vicente. Estoy sorprendido del calado y de la profundidad de tu escrito. Si sirve de algo, la recomiendo. saludos

    ResponderEliminar
  2. Te lo comparto en mi muro.

    Estaré encantado que lo postees aqui: En el hilo de tu libro.

    http://www.pandopuntokualda.com/hablemos-de-libros/159815-cuando-las-estrellas-nos-llamen-vicente-hernandiz.html

    Y conforme vayas sacando cosas no dudes de postearlas en el foro. Ya se de gente que te está siquiendo y les encantaría leerte por allí.

    Un saludo. Atte: Jesús Vila Arsenal.

    ResponderEliminar