Páginas

viernes, 22 de abril de 2011

LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL EN LA CIENCIA FICCIÓN


Breve comentario: Cualquier género literario posee ciertas claves, apartados o sustratos narrativos que van generando temas que inspiran o sirven para ir recreando cada una de las historias que dan vida a ese tipo de narraciones. Dentro de la ciencia ficción la inteligencia artificial ha sido uno de los temas en los que basar muchas de las célebres novelas y espléndidas películas que han ido, poco a poco, haciéndose un hueco en estos dos mundos.
            La inteligencia artificial, como otras inquietudes, ha bañado muy satisfactoriamente cada uno de los relatos en donde han estado como entorno sustancial o eje que ha hecho girar la rueda de la narración. Como ejemplo podemos esgrimir el papel primordial que Hal 9000 juega en “2001 una odisea del espacio”, en ella Arthur C. Clacke plantea toda una serie de acontecimientos que surgen cuando la inteligencia artificial de la nave recibe una orden que contradice otra y que le obliga a mentir. Otro ejemplo lo podemos ver en la saga “Terminator” en donde el detonante de cuanto puede ocurrir esta detrás de la asunción de la conciencia de si mismo por parte de Skynet, un superordenador o inteligencia artificial que en un momento determinado, al asumir sus procesos mentales como propios de una existencia, la de él, comienza a ver a la humanidad como algo destructivo que hay que eliminar.



            En ambos casos son los componentes electrónicos los que juegan el papel principal de esta preocupación que ha generado, como otras, cada uno de los temas que la ciencia ficción día a día va e ira esgrimiendo. Pero en algunos casos esta inteligencia artificial no ha venido de la mano de la electrónica, ya que en Blade Runner lo que se plantea son las consecuencias que la inteligencia de un ser de carne hueso, pero creado artificialmente, puede ocasionar o como se podría llegar a desenvolver, dentro de una sociedad, en donde estos seres, al darse cuenta de que son utilizados, no se resisten a ser meras máquinas. Toman conciencia de si mismos y quieren respuestas.

            Este encauzamiento supone especular sobre un fenómeno que, a todas luces, atrae con suma intensidad la imaginación e inquietud humana, por ello el atractivo que puede llegar a tener, para el narrador de literatura de ciencia ficción, todo lo relacionado con la idea de crear inteligencia.

            Otros ejemplos muy significativos los hallamos en “Yo robot”, y en “Inteligencia Artificial” en donde, de forma clara y significativa, los autores nos muestran como dos seres metálicos y con componentes electrónicos llegan a ser capaces de tener emociones y sentimientos, todo ello aprendido de experiencias cognitivas y por supuesto tras entender que son seres vivos y con capacidad de pensar y decidir.

            Por lo dicho esta parte de la ciencia ficción, como otras, siempre estará vinculada a la incertidumbre que pudiera deparar los avances tecnológicos, que como se augura en muchas novelas puede ser nefasto, aunque necesario para nuestra evolución como especie.           

Vicente Hernándiz

1 comentario:

  1. Querido amigo Vicente; durante los años que nos conocemos, que son muchos,y hemos trabajado juntos me has demostrado que eres una persona excelente en todos los campos. Pero esta nueva faceta, en cuanto a novela larga, en la cual te has iniciado es una ardua y costosa labor la cual espero que te reporte grandes beneficios, no ya económicos que también, sino personales así como la recompensa además del deber cumplido y de haber realizado una gran labor. Estoy seguro que será un gran éxito y puedes contar conmigo en el día de hoy y en los posteriores y espero que sea el principio de otros muchos relatos.
    Deseandote lo mejor:
    Tu compañero VICENTE NAVARRO BORCHA

    ResponderEliminar